En apoyo a las madres jóvenes: ずくなしの冷や水

2017年05月04日

En apoyo a las madres jóvenes

---La contribución de un lector en sus 50---

En apoyo a las madres jóvenes

Creo que es difícil indicar “qué hay que hacer para evitar la exposición interna a la radiación” porque reconozco que a veces la situación no permite a uno realizar todo lo que sugiero por el límite de tiempo, físico, económico, etc.

Por ejemplo, una madre joven -- quien trabaja a tiempo completo dejando a su bebé en una guardería -- es una de las primeras personas que deben desintoxicarse de radionúclidos que ya se ha tomado para evitar la exposición interna, pero ¿sería fácil de hacerlo?

Me siento afortunada y al mismo tiempo “algo culpable”, como yo puedo seleccionar la comida para evitar los alimentos producidos en “áreas determinadas”. También tengo miedo de que mis consejos pudieran confundir a la gente o ponerlos intranquilo por haber sugerido algo que no garantiza 100% de seguridad y pudiera ser difícil de realizar.

Pienso que la mayoría de los japoneses nunca dudaron de lo que fue divulgado en los periódicos y en la tele. A la mayoría de los políticos, a quienes creíamos que estaban dedicándose toda su vida para servir al país y a la gente, y a los burócratas inteligentes, trabajando para mejorar nuestro país. Así yo misma creía, antes del accidente nuclear en las plantas de Fukushima en 11 de marzo en 2011.

Después del 311, tuve que contar con internet para recopilar las informaciones del accidente de Fukushima y las de la exposición interna. Mientras yo estaba buscando los informes de lo que estaba sucediendo alrededor de Fukushima Daiichi, empecé a pensar “Nunca quiero ser matada por informaciones incorrectas o falsas dibulgadas por el gobierno”.

Por suerte, a mí no me cuesta leer mucho, leí cientos de blogs y artículos hasta estar satisfecho. También participé a varias conferencias.

El primer formulario que envié desde mi computadora en mi vida, era de la aplicación para asistir a una conferencia del profesor Hiroaki Koide de Universidad de Kyoto. Aunque nunca tenía la experiencia de enviar formulario por internet, no podía esperar la llegada de mi familia a casa para ayudarme, porque tenía miedo que el cupo se llenaría en un instante.

Asistía 10 conferencias para conocer lo que estaba sucediendo. Quería saber la verdad y escuchar en persona para proteger a mis hijos.

He aquí algunas palabras inolvidables que escuché en esas conferencias.

Sra. Mako Oshidori: No confíe en lo que dicen los otros sin cuestionarse--incluyendo lo que digo. Después de escuchar a alguien, por favor póngalo a su juicio. Hay que mirar con ojos propios, escuchar con oídos propios y juzgarse con propio sentimiento y opiniones.

Prof. Kunihiko Takeda: Algunos dicen que las madres quienes están preocupadas por la radiación son demasiado nerviosas, pero gracias a las madres nerviosas, la tasa de mortalidad infantil japonesa es muy baja.

Las cosas que me sorprendió más después del 311 fueron; que el gobierno japonés y los medios de comunicación engañaban al pueblo japones y que el gobierno no protegió a su pueblo ni mostro la intención de tratarlo hasta hoy en día. Entonces me di cuenta de que tengo el derecho a vivir según a mi creencia.

Durante la segunda guerra mundial, quién habría pensado de alojarse en una ciudad peligrosa porque sus vecinos siguen alojándose. Estamos aquí porque las generaciones anteriores hicieron todo lo que podían para protegerse a sí mismos.

Investigue, piense, pregunte y juzgue por sí mismo. Sea responsable de su propia vida. Busque que puede hacer para ayudar a los demás. Me gustaría decir estas cosas yo mismo y a mis hijos también. Estas son las más valiosas cosas que aprendí en estos tres años.
posted by ZUKUNASHI at 08:32| Comment(0) | 福島原発事故
この記事へのコメント
コメントを書く
お名前: [必須入力]

メールアドレス: [必須入力]

ホームページアドレス:

コメント: [必須入力]

※ブログオーナーが承認したコメントのみ表示されます。